Difícil encaje en el marco del patrimonio cultural. Los sokushinbutsu no son estatuas budistas, sino cadáveres y por tanto no pueden formar parte del patrimonio cultural de Japón.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una séptima y última parte, haz clic aquí para leer la sexta.

Difícil Encaje en el Marco del Patrimonio Cultural

Momificados en vida

Esto cierra las puertas a la recepción de ayudas económicas del Gobierno central o de los Gobiernos regionales y locales, por lo que son los propios templos los que tienen que cargar con todos los gastos de “mantenimiento” que originan.

Tampoco tienen un carácter público y esto impide que ciertas ceremonias relacionadas, como el cambio de ropaje que se realiza cada seis o cada 12 años tampoco puedan entrar en la consideración de patrimonio cultural intangible.

Templos de Yamagata que Preservan Sokushinbutsu

Los curiosos que se acercan a estos templos y reciben de sus responsables explicaciones sobre las vidas y méritos acumulados por estos ascetas que sirvieron a su comunidad suelen quedar muy conmovidos.

¿Ya nos sigues en Facebook?

Momificados Tras una Dura

Si se desea seguir preservando correctamente estos cuerpos y transmitirlos en buen estado a la siguiente generación, será necesario ir promoviendo su conocimiento y comprensión entre la gente.

Como muchos de estos templos están apartados de las zonas urbanas, sería deseable que la Administración ofreciese ayudas para que los turistas puedan llegar a ellos más fácilmente en taxi o en autobús.