Ōtake Hidehiro. El episodio final de esta serie en la que el fotógrafo de naturaleza Ōtake Hidehiro narra sus peripecias. Su búsqueda en pos de un lobo, que comenzara hace veinte años con un sueño, lo lleva a conocer a un pueblo indígena de Norteamérica, de quien aprende el agradecimiento por las bendiciones del bosque y una mayor comprensión de la naturaleza.

Northwoods, lugar donde perseguí la imagen de un lobo salvaje y que establecí como mi zona predilecta para fotografiar, es un mundo de bosques y lagos en la parte central del norte del continente norteamericano.

Ōtake Hidehiro | Un Fotógrafo En Los Bosques Del Norte

Ōtake Hidehiro

Toda esa zona estuvo cubierta de glaciares hasta hace unos diez mil años, pero al terminar la última glaciación los humanos comenzaron a cazar y recolectar en ella. En la actualidad un buen número de indígenas, los llamados anishinaabe, viven en la zona de los bosques centrales.

En un primer momento me sentí atraído por la naturaleza gracias a mis experiencias con el grupo de campamento de montaña, estilo sawanobori, de la universidad, gracias al cual pude reflexionar sobre los problemas de la vida urbana y la sociedad moderna.

Ōtake Hidehiro

¿Ya nos sigues en Facebook?

Así pues resultaba muy lógico que terminara por interesarme en la vida y la cultura de los pueblos indígenas que llevan tantos años conviviendo con la naturaleza. En el otoño de 2007 tuve la oportunidad de pasar un tiempo con un grupo de ancianos anishinaabe en una cabaña en el Parque Provincial Woodland Caribou.

Ōtake Hidehiro

Me acompañaban unos arqueólogos, y por todas partes iban encontrando piezas de herramientas de piedra; me di cuenta de que los anishinaabe habían vivido de esa forma primitiva hasta hacía poco tiempo.

En mi viaje de tres semanas en canoa me había sentido muy solo, como si mi compañero y yo fuéramos los únicos habitantes del planeta, pero aquel era, en realidad, un lugar en el que transcurría la vida de un pueblo indígena.

Ōtake Hidehiro

Lee: Los parques nacionales de Kantō