Del mundo de la informática a la administración de un restaurante. Han Yongdai es el director de la empresa Funfair, que administra el restaurante Saidō. Antes de dedicarse a la restauración, Han había trabajado en Yahoo! y eBay.

Antes de seguir leyendo debes de saber que ésta es una segunda parte, aquí puedes encontrar la primera.

Del Mundo De La Informática A La Administración

Del Mundo De La

Nos cuenta que todo empezó por que un amigo musulmán le comentó que le encantaría probar el ramen japonés, pero que la prohibición de consumir productos de cerdo se lo impedía. Poco después empezó a desarrollar SAMURAI RAMEN, un producto instantáneo y halal.

SAMURAI RAMEN salió a la venta en 2014 y ganó popularidad en el mundo islámico, pero Han tenía la mirada puesta en Occidente. La popularidad del veganismo y vegetarianismo es cada vez mayor en Occidente, junto con el interés por el calentamiento global, por lo que Han creyó que ahí encontraría una mayor oportunidad de mercado.

Del Mundo De La

Con eso en mente, Saidō abrió como una marca de alimentos veganos y vegetarianos, por lo que su punto de partida no es exactamente el cambio climático. Así, Saidō se convirtió en el restaurante más popular entre los turistas veganos y vegetarianos que visitan Japón. Han cree que la razón de su éxito es que acertó con su hipótesis.

¿Ya nos sigues en facebook?

Hay turistas extranjeros que durante su viaje por Japón quieren probar la comida kaiseki o la cocina tradicional budista, pero Han cree que muchos también buscan productos más accesibles como el oden de las tiendas de conveniencia y el ramen.

El Mejor Restaurante

Bajo esa premisa, Han diseñó un menú parecido al de un bar estilo izakaya, pero con platos veganos, y así se ha convertido el número uno. Su éxito deja en evidencia que su hipótesis era correcta. Kusumoto Katsumi, chef ejecutivo de Saidō, tenía su propio restaurante de comida japonesa halal.

Nos cuenta que en 2010 abrió un restaurante exclusivo para miembros en Nishiazabu, Tokio y que en 2015, por recomendación de algunos clientes que tenían trato con musulmanes, comenzó a estudiar sobre la dieta islámica y los platos halal. Al ver esto, otros clientes le sugirieron que también incursionara en la cocina vegana y vegetariana.