El pabellón Sazae del templo Gohyaku Rakan-ji es la imagen número 70 de la serie de vistas famosas de Edo inmortalizadas por Utagawa Hiroshige, y representa un pabellón muy peculiar que formaba parte de un próspero templo del periodo Edo.

Durante el periodo Edo, en la zona de Honjo Itsutsume había un templo budista llamado Gohyaku Rakan-ji (templo de los Quinientos Rakan), en el que se exhibían más de quinientas estatuas de rakan, o arhats (discípulos de Buda). El templo incluía un pabellón con estructura de torre de tres niveles (sansōdō), una construcción rara en aquella época.

El pabellón Sazae del templo Gohyaku Rakan-ji

El pabellón Sazae del templo Gohyaku Rakan-ji

La torre fue bautizada como pabellón Sazae por su interior en forma de hélice, que recuerda al caracol marino sazae. El recorrido interior contaba con estatuas de las cien diosas Kannon, por lo que se creía que la visita a este lugar surtía los mismos efectos que recorrer las rutas de peregrinaje de cien templos dedicados a la deidad.

El cuadro de Hiroshige representa una escena veraniega de los fieles que visitan el pabellón vistos desde arriba. Katsushika Hokusai también incluyó el paisaje desde el mirador del pabellón en sus Treinta y seis vistas del monte Fuji, por lo que las vistas que ofrecía debían de gozar de gran popularidad entre los habitantes de Edo.

El pabellón Sazae del templo Gohyaku Rakan-ji

El Gohyaku Rakan-ji fue cuidadosamente protegido por parte del Gobierno de Edo, pero el celo por su conservación se abandonó al entrar en el periodo Meiji y el pabellón Sazae terminó destruyéndose. Posteriormente el templo se trasladó en varias ocasiones, y hoy en día se conserva con el nombre de Ten’onzan Gohyaku Rakan-ji cerca del templo Meguro Fudōson.

El pabellón principal y el pabellón Rakan de hoy cuentan con una estructura de hormigón armado y su interior contiene alrededor de trescientas estatuas de rakan. En la fotografía aparece el templo Rakan-ji, situado en el solar del antiguo templo Gohyaku Rakan-ji, cerca de la estación Higashi Ōjima de la línea Toei Shinjuku.

El pabellón Sazae del templo Gohyaku Rakan-ji

Aunque el templo que se trasladó a esta ubicación en la segunda mitad del periodo Meiji llevaba otro nombre y pertenecía a una escuela budista distinta, se rebautizó como Rakan-ji durante la era Shōwa. Curiosamente, algunos elementos del nuevo edificio, como el balcón del primer piso y la cresta del tejado, le confieren cierto parecido con el templo original.

No te olvides pasarte por nuestro facebook para enterarte de todas nuestras novedades. Además, lee nuestro último post, te aeguramos que no te arrepentirás.