El santuario Tanzan de Nara es una de esas joyas escondidas de Japón que estamos seguros de que se volverá muy conocida en cuanto la descubran los turistas. Pero por ahora es un lugar oculto que te recomendamos incluir en tus planes de viaje.

Hay un curioso festival celebrado en primavera y en otoño en una pequeña localidad de la prefectura de Nara: el Kemari Matsuri. El festival nos llamó bastante la atención pero más aún lo hizo el lugar en el que se celebra, el santuario Tanzan, una joya escondida en el Japón profundo.

El Santuario Tanzan De Sakurai (Nara)

El Santuario Tanzan

Antes de seguir leyendo visita nuestro facebook.

Las imágenes que vimos del santuario rodeado de una frondosa arboleda que mostraba los preciosos colores del otoño (momiji) nos hizo incluir una visita a tan precioso lugar en cuanto fuera posible. Nuestra afición por descubrir rincones desconocidos de Japón nos llevó a visitar este santuario ese mismo otoño.

El Santuario Tanzan

Se trata de otro de los lugares secretos del que existe aún  muy poca información en español. Por eso esperamos que este artículo sea útil a quienes quieren descubrir nuevos y preciosos lugares en Japón.

El Santuario Tanzan (談山神社, Tanzan jinja), conocido también como Santuario Danzan o Santuario Tōnomine (多武峯社, Tōnomine sha) es un santuario sintoísta ubicado en las montañas de Sakurai (桜井市), una ciudad que se encuentra al sur de la ciudad de Nara (y al norte de la prefectura de Nara).

El Santuario Tanzan

Aunque se trata de un santuario, recibe también el nombre de Templo Tōnomine (多武峯寺, Tōnomineji) debido a su origen como templo, como veremos más adelante. Cuando accedes a los terrenos del santuario tienes la sensación de que en realidad se trata de un templo. Ello se debe a que en realidad lo fue durante muchos muchos años.

Desde la entrada, marcada con una puerta torii (por ser un santuario), una empinada escalera de piedra cubierta por una frondosa arboleda conduce hacia lo alto del monte, donde se encuentran los edificios que forman el santuario. Nota: es posible evitar esas empinadas escaleras accediendo por el aparcamiento, a la izquierda del santuario.

En lo más alto de los terrenos se encuentra una preciosa y llamativa pagoda de 13 pisos y 17 metros de altura única en Japón, reconstruida en 1532 durante el Período Muromachi a partir de la original.

A la derecha hay un complejo de edificios entre los que se encuentra la sala principal o honden (本殿) construida al estilo Kasugazukuri, dedicada a Fujiwara No Katamari. A la izquierda de la pagoda se encuentra una amplia sala que contiene obras de arte, tesoros y reliquias del santuario.

Al otro lado está la haiden (拝殿) o sala de adoración, que posee un balcón abierto de madera con una hilera de lámparas de bronce al que se puede acceder como visitante y que es uno de los lugares más populares del santuario.

Toda la vegetación de Tanzan jinja es exuberante, lo que hace de este santuario un destino ideal para la primavera, el verano y, en especial, para el otoño.

Lee: Senderos Hacia La Cima