El Sannō Matsuri (山王祭) es un festival celebrado en Tokio a mediados del mes de junio pero solo los años pares. El Sannō Matsuri (山王祭) es considerado uno de los tres mayores festivales sintoistas de Tokio junto con el Kanda Matsuri y el Fukagawa Matsuri, y representa el comienzo del verano en Tokio.

De hecho, son los únicos tres matsuri o festivales que el Shōgun permitió que se celebraran dentro del Palacio Imperial durante la era Edo, un período que duró más de dos siglos terminando con la llegada de la Restauración Meiji. Otro de los tres mayores festivales de Tokio, el Kanda Matsuri, se celebra precisamente los años impares.

Sannō Matsuri (山王祭) | Uno de los Tres Mayores Festivales

Sannō Matsuri (山王祭)

Este festival tiene lugar durante el mes de junio, el mes de las lluvias (tsuyu, 梅雨) en Japón. Durante la semana que dura el festival Sannō Matsuri, se puede disfrutar en Tokio de diferentes tradiciones como tomar el té en los jardines del santuario Hie de Akasaka o disfrutar de exhibiciones de ikebana (arreglos florales).

La atracción principal del festival es el Jinkosai (神幸祭, festival de los dioses felices), un desfile que comienza a las 8:00 de la mañana y que durante unas nueve horas recorre el centro de Tokio. El lujoso barrio de Ginza es el escenario central de los eventos.

Sannō Matsuri (山王祭)

El punto de partida y de finalización de este desfile es el santuario Hie, organizador de este festival, situado en el barrio de Akasaka. Se cree que el santuario Hie ya existía antes de que se fundara la ciudad de Tokio, y consagra a la deidad guardiana de Tokio y sus kami (dioses sintoístas) siempre se han asociado con la protección de la ciudad.

Cuando el shogunato Tokugawa trasladó la capital de Japón a Tokio (llamada Edo en esa época), el santuario se asoció a la familia Tokugawa y el Sannō Matsuri se convirtió en una celebración del nuevo centro político de la nación para mayor gloria de sus gobernantes durante todo el período Edo (1603-1867).

Sannō Matsuri (山王祭)

¿Ya nos sigues en facebook?

Empezó cómo una celebración de los daimyos o señores feudales por obtener un permiso del shōgun (gobernante de Japón) para poder entrar en Tokio. En la actualidad el evento principal, el desfile por el centro de Tokio, se ha reducido mucho en tamaño para evitar obstaculizar el tráfico de la agitada metrópolis así como la actividad comercial y de negocios.

Por eso la procesión consta de solo algunas carrozas dashi de tamaño modesto y alrededor de 500 personas, que están vestidas con trajes coloridos.

Algunas de ellas tocan pequeños instrumentos de percusión, otras van montadas a caballo y algunas de ellas van disfrazadas de demonios Tengu, duendes mitológicos de cara roja y nariz alargada a los que se les atribuyen poderes sobrenaturales. En total, la procesión tiene una longitud de unos 600 metros.

La parte más importante del desfile son tres mikoshi (santuarios portátiles) adornados con un fénix en el techo, en el que los kami (dioses sintoístas) son llevados por la ciudad.

Lee: Ruta Nakasendo | El Sendero Histórico de Magome a Tsumago