Tori No Ichi (酉の市) o Festival del Gallo es una feria que se celebra en unos determinados días del mes de noviembre en numerosos templos budistas y santuarios sintoístas de todo Japón para pedir el éxito en los negocios así como buena suerte y prosperidad en general.

Como veremos más adelante, hay un santuario en el barrio de Asakusa (Tokio) donde se celebra el festival más famoso. Las fechas concretas varían de año en año, pues este festival se celebra los días del gallo según el antiguo calendario chino.

Tori No Ichi (酉の市) | Festival del Gallo

Tori No Ichi (酉の市)

A las 0:00 de la medianoche el sonido de los enormes tambores taiko japoneses señala el inicio del día del gallo (“tori“, 酉) y la apertura de un mercado que permanece abierto las 24 horas de ese día. El gallo es uno de los doce signos del zodiaco chino, utilizado en varias culturas asiáticas para contar años, meses, días, horas, e incluso los puntos cardinales.

Pues bien, según el calendario chino, los días se cuentan por ciclos de doce (como los doce signos del zodiaco) de modo que en noviembre puede haber dos o tres días del gallo. Por ese motivo este festival cambia de fechas de celebración anualmente. El primero de los días del gallo de noviembre, el mercado recibe el nombre de Ichi No Tori.

Tori No Ichi (酉の市)

El segundo día se llama Ni No Tori. Y si cae tres veces, ese tercer día se llama San No Tori. Los mercadillos de adornos son lo más importante de las celebraciones Tori No Ichi. Durante este festival lo más tradicional es adquirir los “rastrillos de la buena suerte” o “engi kumade” (熊手, kumade significa “mano de oso”).

Se trata de talismanes vendidos fuera de los terrenos del santuario que se supone que atraen a la buena suerte y que están fabricados con bambú en una gran variedad de diseños, tamaños y decoraciones doradas y plateadas. Pero además se puede conseguir otro talismán denominado kakkome dentro del santuario.

Tori No Ichi (酉の市)

Como todos los talismanes tradicionales de Japón, se supone que deben adquirirse una vez cada año y después quemarlo en una pira sagrada a final de año o cuando la tradición lo establezca. Uno de los aspectos más conocidos y populares de este festival son las palmadas (llamadas tejime) que dan los vendedores.

Se trata de una costumbre en la que el comprador, tras oír gritar al tendero “¡yo!” debe dar palmadas al unísono (a un ritmo 3-3-3-1) con el vendedor para pedir juntos prosperidad para el futuro.

El más famoso de los lugares en que se celebra este festival es el barrio de Asakusa (浅草) en Tokio: concretamente, en el templo budista Chōkoku y en el santuario sintoísta Ōtori, el lugar más famoso de esta celebración.

El mercado del santuario Ōtori (鷲神社) de Asakusa es el más famoso de Japón por ser el lugar en el que lleva más años celebrándose ininterrumpidamente. Esta feria Tori No Ichi tiene su origen en el periodo Edo (siglo XII). Alrededor de 100 puestos se sitúan al aire libre dentro de los terrenos del santuario Ōtori para vender los “rastrillos de la buena suerte”.

¿Ya nos sigues en Facebook?

Pero eso no es todo. Otros 800 puestos de comida (yatai) se colocan alrededor del santuario (¡cómo puede haber un festival en Japón sin puestos callejeros de comida!). Así se ve el santuario por el día con todo preparado para el festival:

También es famosa la celebración de este festival en el santuario Hanazono (花園神社) de Shinjuku. Los mercados Tori No Ichi son una auténtica tradición japonesa de temporada. Un evento típico de finales del otoño.

Las voces de los vendedores anunciando sus amuletos pueden oirse hasta altas horas de la noche dotando a este festival de una atmósfera más propia del periodo Edo que de la vida moderna de Tokio. Teniendo en cuenta el calendario chino, son las siguientes:

  • Primer día del gallo (Ichi No Tori, 一の酉): Lunes 9 de noviembre
  • Segundo día del gallo (Ni No Tori, 二の酉): Sábado 21 de noviembre
  • Tercer día del gallo (San No Tori, 三の酉): no hay

Durante el festival podrás ser testigo de la danza “Otori mai”.

Un bailarín expulsa a los espíritus malignos lejos de los asistentes al festival de bailando enérgicamente, con una máscara de águila de ojos penetrantes tapando su rostro, y sosteniendo los tres tesoros imperiales sagrados que aparecen en la mitología japonesa (espejo, espada y joya) con su mano derecha y un rastrillo con una Okame (máscara tradicional femenina) en su derecha.

Se puede ver esta danza dentro del santuario a las siguientes horas (aproximadas):

  • poco después de la medianoche (después del ichiban taiko)
  • alrededor de las 18:00.
  • alrededor de las 20:00.

Lee: Hamono Kuyosai (Día Festivo de los Cuchillos)