Los dulces típicos de la región de Tōhoku están evolucionando sin sacrificar su sabor ni sus técnicas tradicionales. En este artículo presentamos una jalea yōkan cuyo diseño cambia según el lugar donde se corte y unas galletas coloridas cubiertas de chocolate y frutos secos, entre otros dulces bonitos con detalles modernos.

La dulcería Aizu Nagatoya (ciudad de Aizu Wakamatsu, prefectura de Fukushima) creó una hermosa jalea yōkan inspirada en la famosa melodía de jazz Fly Me to The Moon. La historia de Nagatoya se empezó a escribir en 1848, en las postrimerías del periodo Edo (1603-1868).

Dulces Típicos De La Región De Tōhoku Que Fusionan Sabores

La tienda fue inaugurada por el dueño de una firma productora de sake después de que el señor del feudo de Aizu le ordenó la fabricación de dulces para la población en general. Por aquel entonces, los dulces finos jō-namagashi, preparados con azúcar refinada, eran de consumo exclusivo de las clases altas, como los samuráis.

Dulces Típicos De La

Por esta razón, Nagatoya se especializó en la producción de golosinas dagashi con arroz roto, mijo o judías, en las que utilizaba azúcar morena, mucho más accesible, o endulzantes extraídos del almidón del arroz glutinoso o los camotes. Desde entonces, Nagatoya se ha dedicado a la fabricación de dulces que armonizan con el estilo de vida del pueblo.

Durante los periodos Meiji (1868-1912) y Taishō (1912-1926), Nagatoya llegó a vender nutritivos panes dulces entre otros productos, sin sacrificar la fabricación artesanal a mano, pero respondiendo a las necesidades de cada época. En fechas recientes, ha estado trabajando en la reinterpretación de una serie de dulces tradicionales.

Esta idea surgió después del Gran Terremoto del Este de Japón. Los rumores negativos que surgieron tras el accidente nuclear de la central Fukushima Daiichi hicieron que Nagatoya reflexionara sobre su futuro. Muchos de los clientes los animaban diciéndoles que sus dulces los hacían recordar su lugar de origen y los alentaban a no darse por vencidos.

Gracias a esto pudieron comprender que la historia de su tienda es también parte de la historia de sus clientes y que los dulces que ellos probaron de niños se convierten en un sabor nostálgico que los lleva de vuelta a sus lugares de origen.

Dulces Típicos De La

También reflexionaron sobre la obligación que tiene una dulcería tan antigua de seguir produciendo sus delicias sin sacrificar su sabor ni sus métodos tradicionales de fabricación, pero añadiendo la creatividad adaptada a la actualidad. La jalea Fly Me to The Moon fue creada en 2017.

¿Ya nos sigues en facebook?

Los dulces japoneses tradicionales wagashi suelen tomar su inspiración de poemas haiku waka, con temática relacionada con las estaciones del año, pero esta jalea yōkan nos remite a una famosa melodía de jazz. El propósito es que las personas, sin importar su nacionalidad, puedan imaginar fácilmente lo que esta dulce creación quiere transmitir.

Al cortar el yōkan de unos 10 cm de largo aparecerán ante sus ojos la luna y un pájaro azul en pleno vuelo. La silueta de ambos va cambiando en cada rebanada, como si se tratara de una animación en folioscopio. Tanto el pájaro como la luna tienen sabor a limón.

Dulces Típicos De La

También están simbolizadas las montañas de Aizu, hechas de una jalea de aromáticas judías dulces azuki. El cielo nocturno está hecho con una gelatina transparente kingyokukan, hecha de algas kanten y azúcar, mezclada con champaña, que le da destellos dorados a la niebla.

En la parte superior, este dulce tiene pasas y arándanos, por lo que no solo combina con el té verde, sino también con el té negro y el vino.

Aizu Nagatoya, sucursal Nanoka-machi

  • Dirección: Nanoka-machi 3-30, ciudad de Aizu Wakamatsu, prefectura de Fukushima
  • Teléfono: 0242-29-7070
  • Horario: 9 a. m. a 5:30 p. m.
  • Cerrado en fin de año y Año Nuevo
  • Cómo llegar: frente a la estación JR Nanoka-machi.

Lee: Tiempos De Bonanza Para Los Productores De Hiroshima Y Hyōgo