Con su fanatismo, Tsuneyoshi y Onodera habían prendido la mecha que acabó traduciéndose en la consecución del primer puesto en la clasificación; sin embargo, no podemos olvidar a los productores locales, que llevaban años elaborando sus empanadillas con sumo cuidado.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una quinta y última parte, haz click aquí para leer la cuartaparte.

“Las Gyōza son mi Sustento”

“Las Gyōza son mi Sustento” La Promoción de Dos “Forasteros” Agotando Las Existencias Prácticamente El Desconocimiento en Miyazaki Miyazaki Miyazaki se abre paso entre Utsunomiya y Hamamatsu como capital de las ‘gyōza’

Entre ellos se cuenta Watanabe Aika, presidenta de la Comisión de las Empanadillas de Miyazaki y a quien mencioné al comienzo de este artículo.

“La comisión se fundó en septiembre de 2019 y yo misma me postulé como candidata a la presidencia. Lo hice porque siempre he creído firmemente que las gyōza son mi sustento, puesto que mi familia las vende al por mayor”, confiesa Watanabe.

“Las Gyōza son mi Sustento” La Promoción de Dos “Forasteros” El Desconocimiento en Miyazaki Miyazaki se abre paso entre Utsunomiya y Hamamatsu como capital de las ‘gyōza’

¿Ya nos sigues en Facebook?

Watanabe, que quería devolverle el favor a este producto, se entregó en cuerpo y alma a su labor. Desde que las empanadillas de Miyazaki se hicieron con el primer puesto en la clasificación, lleva un ritmo de vida frenético que incluye atender a la prensa entre tres y cuatro veces al día.

“Las Gyōza son mi Sustento” Agotando Las Existencias Prácticamente El Desconocimiento en Miyazaki Miyazaki se abre paso entre Utsunomiya y Hamamatsu como capital de las ‘gyōza’

Resulta un tanto enternecedor que la recompensa por la buena labor que siempre han desempeñado quienes trabajan in situ les haya llegado por la intromisión de dos fanáticos. Aunque el Príncipe haya visto cumplido su deseo del primer puesto, parece que aún le queda mucho por decir.

“Esta vez el primer puesto se lo ha llevado la ciudad de Miyazaki, pero esta localidad no es la única digna de mención. Las empanadillas gustan en toda la prefectura. Por ejemplo, en Takanabe comen una cantidad ingente, es increíble”, afirma Tsuneyoshi. No parece que la pasión del Príncipe por las gyōza vaya a enfriarse nunca.