El agua del monte Iide nutre las bodegas de sake y los restaurantes de ramen. El ascenso del ramen de Kitakata a nivel nacional se debe en gran medida a la historia y el clima de Kitakata, y al temperamento de su población local.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una cuarta parte, haz click aquí para leer la tercera.

Monte Iide | Bodegas de Sake | Restaurantes de Ramen

Monte Iide

En el periodo Edo (1603-1868), “Kitakata” se escribía con los ideogramas que significan “en dirección al norte” (北方) por su ubicación en la parte septentrional del dominio de Aizu.

A diferencia de Aizu-Wakamatsu, donde se encuentra el castillo de Tsurugajō (Wakamatsu-jō), que era una sociedad guerrera feudal, Kitakata era una zona comercial con el espíritu libre de la época. En 1875, cinco pueblos vecinos se fusionaron para formar la ciudad de Kitakata (喜多方), ahora con ideogramas auspiciosos.

¿Ya nos sigues en Facebook?

La producción de sake, salsa de soja y miso floreció en esta zona. La industria del sake cuenta con el apoyo de “Tsugamine Keiryūsui” del monte Iide, una de las 100 mejores aguas de Japón. El agua de calidad produce sake y salsa de soja de calidad, así como buenos fideos y sopa exquisitos.

El hecho de que haya muchas fábricas de salsa de soja en la zona también es una gran ventaja. La sopa en Makoto se elaboró con la ayuda de las tiendas locales de salsa de soja. Dependiendo de la salsa de soja que se use, el sabor de la sopa y del chāshū difiere, y también es fácil pedir productos a medida.

Esto facilita que cada restaurante exprese su propia individualidad y que muchos negocios puedan coexistir.