¿Se comerán más ostras fritas en los hogares japoneses a raíz de la pandemia? La escasez de capturas de los pescados y mariscos propios del otoño y el invierno durante 2020 no ha afectado a las ostras.

Aunque en los últimos años el consumo de este molusco se ha reducido en los hogares japoneses, los productores y los distribuidores creen que la pandemia podría activar la demanda y hacer que cambien las tornas. Japón se encuentra en plena época de ostras, un molusco apodado “la leche del mar” debido a los numerosos nutrientes que contiene.

¿Se Comerán Más Ostras Fritas En Los Hogares Japoneses?

¿Se Comerán Más Ostras

La temporada de captura se está desarrollando sin contratiempos en lugares como Hiroshima, prefectura de la que procede la mayoría de las ostras que se consumen en el archipiélago nipón, por lo que todo hace presagiar que habrá ostras ricas a un precio relativamente bajo de aquí a principios de primavera.

¿Ya nos sigues en facebook?

Según una empresa que se dedica a la venta al por mayor de productos del mar en el mercado tokiota de Toyosu (distrito de Kōtō), desde octubre hasta mediados de diciembre de 2020 la cantidad de ostras sin concha procedentes de prefecturas como la de Hiroshima y la de Iwate fue mayor que en 2019 y su precio de mercado, cerca de un 20 % más barato.

Entretanto, los compradores, los establecimientos especializados en pescado fresco, respiran tranquilos, puesto que este molusco por fin les permitirá promocionar los sabores de temporada después de haber experimentado la escasez de capturas y el consecuente encarecimiento de especialidades como la paparda del Pacífico, el salmón y el calamar, entre tantos otros productos propios de esta época.

Lee: La Corneja Negra Y El Cuervo Picudo