Tiempos de bonanza para los productores de Hiroshima y Hyōgo. En Kunihiro, un productor de Hiroshima —concretamente, de Onomichi—, lugar de origen de la mayoría de las ostras que se consumen en todo Japón, también están notando la repercusión del confinamiento en la demanda.

Antes de seguir leyendo, tienes que saber que esta es una quinta y última parte, haz click aquí para leer a cuarta.

Tiempos De Bonanza Para Los Productores De Hiroshima Y Hyōgo

Tiempos De Bonanza Para

Según Kawasaki Kōhei, responsable del departamento de Desarrollo, desde el otoño de 2020 están obteniendo resultados muy buenos gracias al comercio en línea: en comparación con 2019, han constatado un aumento considerable de las ventas no solo de productos congelados para cocinar, sino también de ostras con concha.

Kawasaki cree que los consumidores buscan recrear en su casa la experiencia que tendrían si fueran a un bar especializado en ostras. Además, reciben más pedidos para regalo y están exportando más a otros países asiáticos, en particular a China, razones de más para sentirse contentos.

En Funabiki Shōten, un mayorista de productos del mar sito en Akō (Hyōgo), tienen una gran cantidad de trabajo con los pedidos en línea a pesar de que la pandemia ha afectado negativamente a las ventas a otros negocios.

Tiempos De Bonanza Para

¿Ya nos sigues en facebook?

Según la propia empresa, las ostras de la marca Samurai Oyster, en honor a los 47 rōnin, destacan por su jugosidad y ni encogen ni huelen muy fuerte cuando se calientan. Muchas de las personas que las compran repiten, por lo que las ventas del otoño de 2020 correspondientes al público general fueron tres veces superiores a las de 2019.

A principios de diciembre detectaron sustancias tóxicas en el género y controlaron los pedidos, pero pudieron solucionarlo y volver a vender ostras frescas a partir de finales de mes.

Funabiki Akiko, responsable del departamento de Relaciones Públicas, explica que el sabor de las ostras irá mejorando hasta marzo de 2021 y anima a la gente a disfrutar en casa de este manjar de temporada, ya sea frito, a la cazuela, crudo, etc., ahora que hay menos oportunidad de hacerlo fuera.