Una desmedida afición que dejó perplejos a los misioneros. Por otra parte, en Japón no solo se prestó atención a los tazones para beber. Otras vasijas, como las usadas para conservar el té (las grandes chatsubo, o las pequeñas chaire), fueron igualmente apreciadas. Estos recipientes solían llevar un embellecimiento de esmalte que les daba un agradable brillo.

¡Alto! Antes de seguir leyendo, tienes que saber que esta es una tercera parte, haz click aquí para leer la segunda.

Una Desmedida Afición Que Dejó Perplejos A Los Misioneros II

Sen no Rikyū

Aun así, a los misioneros europeos que llegaron a Japón en aquella época les producía estupefacción que pequeños platillos donde apenas podía beber un gorrión fueran tratados como tesoros y se comerciase con ellos a altos precios, y así lo hacen saber en sus escritos.

Pero si en Europa el objeto de emulación fue principalmente la porcelana china, los japoneses se fijaron también en la alfarería de la península coreana, cuyas vasijas fueron ampliamente utilizadas como tazones para el té, y usaron igualmente la cerámica china, que en su lugar de origen nunca fue demasiado apreciada.

Sen no Rikyū Una desmedida afición.

¿Ya nos sigues en Facebook?

Por otra parte, en Japón no solo se prestó atención a los tazones para beber. Otras vasijas, como las usadas para conservar el té (las grandes chatsubo, o las pequeñas chaire), fueron igualmente apreciadas. Estos recipientes solían llevar un embellecimiento de esmalte que les daba un agradable brillo.

Sen no Rikyū

Aun así, a los misioneros europeos que llegaron a Japón en aquella época les producía estupefacción que pequeños platillos donde apenas podía beber un gorrión fueran tratados como tesoros y se comerciase con ellos a altos precios, y así lo hacen saber en sus escritos.

Sakai, que por su actividad comercial y su alto nivel de autogobierno poco tenía que envidiar a la Venecia de la época, fue un foco de irradiación cultural comparable a Kioto y, como tal, obtuvo un amplio reconocimiento.