Valorar la vida como algo supremo. Nichiren, que dio la mayor importancia al Sutra del Loto, una de las escrituras budistas, también escribió lo siguiente.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que ésta es una tercera parte, haz click aquí para leer la cuarta.

Valorar la Vida Como Algo Supremo | Nichiren 800 años

Valorar la vida como algo supremo Reflexiones en el 800 La predicción de Tagore

“Entre todos los preceptos, el primero es el de no matar. Desde los grandes santos en el cielo hasta los mosquitos y las moscas de la Tierra, no hay nada que no tome la vida como su tesoro. Privarles de esto es el primer pecado grave. El Buda Tathagata aparece en el mundo y tiene compasión por la vida de todos los seres vivos”.

“La vida es el primero de todos los tesoros. Ni siquiera la riqueza de los Tres mil mundos (correspondientes al universo galáctico) puede sustituir a la vida”.

“Las cosas que los hombres temen en el mundo son las llamas del fuego, la sombra de una espada y la muerte de sus propios cuerpos. Incluso los bueyes y los caballos aman su vida. Más aún si se trata de personas. No solo los que padecen enfermedades incurables, sino incluso los que gozan de buena salud aman la vida”.

Valorar la vida como algo supremo Reflexiones en el 800 La predicción de Tagore

Los términos “las llamas” y “la sombra de la espada” se refieren probablemente a la guerra en una época sin misiles ni artillería. Cuando los valores supremos se sitúan fuera del hombre y de la vida, el hombre y la vida se instrumentalizan. El budismo insistía en que no se debía dar valor supremo a nada más que a los seres humanos y a la vida.

El primer paso, también en este sentido, es despertar a la preciosidad del yo. Cuando uno despierta a la preciosidad del yo, también puede conocer (creer en) la preciosidad de los demás.

Valorar la vida como algo supremo

¿Ya nos sigues en facebook?

Nichiren lo expresó con las siguientes palabras: “Cuando sabes que tu propia mente (vida) es preciosa (myō), puedes mirar al mundo y saber que las mentes (vidas) de los demás también son preciosas (myōhō)”. Para transmitirlo a los demás, se empeñó en expresarlo con palabras. Aquí es donde se manifiesta su respetuosa expresión lingüística myōkyō.

Reflexiones en el 800 La predicción de Tagore

Es una expresión concisa pero brillante de la relación entre las tres cosas que más le interesa al autor: el yo, los otros y el lenguaje. Nichiren también dice: “Esto es lo que significa que todos los seres son iguales tomando como ejemplo el caso de una sola persona”.

El precepto budista de la igualdad y el respeto por la vida de los demás estaba respaldado por el despertar de cada individuo a la preciosidad de su propio ser. Una vez, un asesino en masa decía que quiso matar indiscriminadamente a cualquiera porque le daba igual quienes fueran las víctimas.

Al oír esto, me pregunté si esto se debió a que se había criado sin el amor de sus padres, o no había tenido la oportunidad de darse cuenta del valor de su propia vida y se había desesperado.