La promoción dentro de Japón no es suficiente. Isa Mitsunori, director del distrito de Niigata de la Asociación para la Promoción Nacional de las Carpas Nishikigoi dice que gracias a que las exportaciones avanzan viento en popa se ha podido formar a la siguiente generación de criadores, pero que esto no significa que no haya asuntos pendientes.

Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una segunda parte, aquí puedes encontrar la primera.

La Promoción Dentro De Japón No Es Suficiente

La promoción dentro de

En la actualidad, cuando se habla de carpas nishikigoi, la mayoría de los temas se relacionan con el éxito de las exportaciones o los precios exorbitantes que pueden llegar a alcanzar estos peces. Sin embargo, dentro de Japón se está olvidando el atractivo de las nishikigoi.

El señor Isa cree que los japoneses todavía las relacionan con los lujos de las clases altas y le gustaría que más gente supiera que también se pueden adquirir nishikigoi a precios muy accesibles y criarlas en peceras. Las carpas crecen adaptándose a las condiciones en las que viven.

Los criadores las dejan en amplios lagos naturales de la primavera al otoño para que consigan un gran tamaño, pero si las deja en una pecera, ellas limitarán su crecimiento. A decir verdad, en Occidente se venden bien nishikigoi de unos miles de yenes y muchas familias con niños las tienen como mascotas en sus casas.

La promoción dentro de

¿Ya nos sigues en facebook?

Además, gracias a que un gran número de nishikigoi de alta calidad están siendo exportadas, la piscicultura de estos peces en el extranjero también ha mejorado mucho.

En la actualidad Japón sigue ostentando el mejor nivel de producción de nishikigoi, aunque los criadores chinos han dado un salto impresionante y en un futuro cercano podrían convertirse en duros rivales. Incluso podría llegar el momento en el que la gente se confunda y llegue a creer que las nishikigoi se originaron en China.

Por esta razón, el señor Isa señala la necesidad de que las nishikigoi sean designadas como “peces nacionales de Japón” y trabajar para que se reconozca su importancia dentro del país.