Cerca de una tienda llamada Tamago Chaya hacen los famosos kurotamago o huevos negros, de los cuales se dice que alargan la vida siete años cada vez que se come uno. Ya en otro post hablábamos sobre Ōwakudani, bueno; desde el mirador frente a la estación del teleférico y cerca del aparcamiento, se puede disfrutar de una vista panorámica de Ōwakudani.

Aunque a fecha de 15 de agosto de 2020 están cerradas, también disponen de una ruta de observación natural que permite pasear cerca de las fumarolas y otra ruta de senderismo que conduce a Kamiyama a través de la parte superior de Ōwakusawa.

Kurotomango: Deliciosos Huevos Negros de Japón

kurotamago

A unos 15 minutos a pie de la entrada de la ruta de observación natural, en una zona llena de fumarolas, está Tamago Chaya. Los huevos negros se hierven durante una hora en un estanque de aguas termales a unos 80 grados centígrados, y luego se cocinan al vapor a 100 grados durante otros 15 minutos.

La cáscara blanca se vuelve completamente negra debido a la reacción del ácido sulfhídrico con el hierro de los estanques termales, que se adhiere a los numerosos poros de la superficie de la cáscara del huevo y lo convierte en óxido de hierro negro.

kurotamago

Tan pronto como los huevos están listos, se cargan en un teleférico de transporte y se llevan a la tienda de recuerdos cerca de la estación y del aparcamiento.

Comentando la popularidad de estos huevos, Yanase Masayuki, gerente de ventas de la empresa Okuhakone Kankō que gestiona Ōwakudani kurotamago Kan, nos explica: “Los datos de una investigación han revelado que estas yemas tienen un 20 % más de umami que las de los huevos cocidos normales. Si come uno, seguro que apreciará su delicioso sabor”.

kurotamago

Los huevos negros que usan el estanque de aguas termales no necesitan costo de energía para su cocción, y su umami aumenta porque se hierven lentamente y con cuidado durante mucho tiempo. Además de la singularidad de su apariencia, la actividad volcánica saca lo mejor de su sabor.

¿Por qué no te echas una vuelta por nuestro facebook?