El Nada No Kenka Matsuri (灘のけんか祭り) o “Festival de la Lucha” es el nombre con el que es conocido popularmente un festival japonés celebrado en Himeji, la ciudad que posee el castillo japonés más famoso del mundo y otros encantos, como el Monte Shosha. Se celebra en el santuario Matsubara Hachiman los días 14 y 15 de octubre.

El primer día de las celebraciones pueden verse en procesión siete enormes carrozas yatai procedentes de siete distritos diferentes de la ciudad, transportadas al santuario Matsubara Hachiman para llevar a cabo una serie de ceremonias religiosas entre las 11:00 AM y las 2:00 PM.

Nada No Kenka Matsuri: Festival de la Lucha

Nada No Kenka Matsuri

Visita nuestra página de facebook para más imágenes como estas.

El nombre de este festival proviene del ritual principal, que consiste en una curiosa lucha de altares o “mikoshi” que son golpeados unos contra otros por los hombres que los cargan a hombros.

El 15 de octubre, segundo día del festival, tres equipos de hombres jóvenes vestidos tan solo con un fundoshi o taparrabos llevan a hombros tres inmensos mikoshi (santuarios portátiles) que comienzan a empujarse entre sí en la zona que rodea el santuario desde las 9:00 AM hasta el mediodía. La lucha se reanuda a la 1:00 PM y a las 4:30 PM.

Nada No Kenka Matsuri

Se trata de una pelea sin reglas. Pero solo entre mikoshi, no entre personas. El momento más intenso se produce cuando hombres de tres grupos de edad se unen al ritual con largas varas de bambú.

El color de los pañuelos que llevan en la cabeza representa su edad (rojo para los menores de 26 años, amarillo para los de 26 a 35 años, y blanco para los mayores de 36 años).

Lee: El castillo en el cielo: Las ruinas del castillo de Takeda

Nada No Kenka Matsuri

Después de esta aparente brutalidad, comienza el yataineri, en el que las carrozas o “yatai, adornadas con preciosas tallas de madera y detalles en oro, desfilan a hombros de un nutrido grupo de hombres, mientras les escoltan otros con largas varas de bambú decoradas con cintas de papel de colores (llamadas “shide“).

El momento más mágico del festival se produce cuando al caer la noche las lámparas que adornan los “yatai” se encienden. Este festival es el mayor de los numerosos festivales de lucha celebrados en todo el país.

Es sumamente famoso no sólo en Japón, sino en todo el mundo, por lo que la afluencia de visitantes es masiva haciéndose necesario estar en la zona de celebración horas antes para tener un buen sitio, especialmente el 15 de octubre, que es el día principal del festival.