El Sanja Matsuri (三社祭) es uno de los tres festivales sintoistas más importantes de Tokio. También tiene fama de ser uno de los más salvajes de Japón. Y ello porque a este festival, celebrado el tercer fin de semana de mayo, acuden alrededor de 2 millones de personas.

No te olvides de pasarte por nuestra página de facebook, donde subimos contenido muy interesante sobre el país del sol naciente.

Como medida para evitar el contagio masivo por COVID-19 se ha decidido posponer la celebración de 2020 a octubre (del 16 al 18). Durante el Sanja Matsuri salen en procesión unos cien mikoshi (santuarios portátiles que se supone que contienen a los kami o deidades sintoístas).

Sanja Matsuri: El Festival de la MAFIA JAPONESA

Sanja Matsuri

Una multitud de participantes los llevan a hombros en procesión por los alrededores del templo Sensōji (浅草寺), en el barrio de Asakusa (Tokio), para transmitir buena fortuna a las empresas y a los vecinos.

Puede que también te interese: Festival de la Lucha

Según la leyenda, un día de marzo del año 628 tres pescadores atraparon con sus redes una estatua de la deidad Kannon, por lo que fundaron el templo de Sensōji para consagrar dicha reliquia. Debido a la violencia con la que se empujan durante la celebración principal del domingo, está prohibido que los espectadores atraviesen las puertas.

Sanja Matsuri

El elemento que más llama la atención de la prensa cada año es la numerosa presencia de miembros de la yakuza (mafia japonesa). Algunos medios informativos incluso se atreven a afirmar que todo el festival está controlado por la yakuza.

Por ese motivo, muchos visitantes aprovechan la ocasión para acercarse a los mafiosos y fotografiarse con ellos, pues en la vida diaria es realmente difícil verlos y, por supuesto, nada recomendable acercarse a ellos, sobre todo si se es occidental.