A la primera guerra del Opio le siguió una segunda en 1860, conflicto que también perdió China, y la dinastía Qing se embarcó en una serie de reformas: el Movimiento de Occidentalización o Autofortalecimiento. Dichas reformas tuvieron un alcance considerable, desde la diplomacia y el Ejército hasta la educación y las comunicaciones.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una cuarta parte, haz click aquí para leer la tercera.

A La Primera Guerra Del Opio | Dinastía Quing

A La Primera Guerra Del Opio

Sobre la base del derecho internacional se estableció un Departamento de Asuntos Exteriores, que se encargaría de todas las cuestiones diplomáticas, y se hizo frente a Occidente en igualdad de condiciones. Por otra parte, se modernizó el Ejército, se adquirieron buques de guerra y se fundó la Flota Beiyang, la mayor Armada de todo el continente asiático.

Además, se estableció un sistema de comunicaciones por telegrama, se tradujeron al chino obras occidentales y se comenzó a enviar estudiantes al extranjero. La mayor reforma hasta la fecha dio sus frutos: China viviría la Restauración Tongzhi, un período de florecimiento que se desarrolló con más rapidez que la Restauración Meiji.

Restaurante Tradicional De Solera

Durante esta época a las potencias occidentales no les quedó más remedio que reconocer la superioridad de China con la restauración de la dinastía Qing.

¿Ya nos sigues en Facebook?

Aunque siempre se ha hecho hincapié en que los principales motores del Movimiento de Occidentalización fueron funcionarios de alto nivel como Zeng Guofan y Li Hongzhang, lo cierto es que en aquella época las riendas de la política las llevaba una mujer: la emperatriz viuda Cixi.

Efectivamente, las reformas acometidas durante la Restauración Tongzhi dieron sus frutos gracias a su liderazgo. Sin embargo, en las clases de Historia prácticamente sigue sin enseñarse el significado de su contribución, sino todo lo contrario, puesto que a menudo se la describe como una mujer conservadora y corrupta que llevó al país a la ruina.