El Hari Kuyō (針供養) o Funeral de las Agujas es un ritual budista y shinto que se celebra cada 8 de febrero en la zona de Kantō. Principalmente las amas de casa (así como quienes se dedican a la costura y la moda) asisten a un ritual celebrado en algunos santuarios para presentar sus últimos respetos.

Esta fecha se celebra no solo en la zona de Kanto, sino también en Kioto y la zona de Kansai, pero allí es el 8 de diciembre. También es conocida como “Día de Agradecimiento a las Agujas” (針供養の日).

Hari Kuyō (針供養) | Funeral De Las Agujas (Región De Kantō)

Hari Kuyō (針供養)

Se trata de un curioso ritual religioso que se celebra como agradecimiento a las agujas por el duro trabajo a lo largo del año, tanto por los templos budistas como por los santuarios sintoístas. En la sala principal del templo, se oficia un servicio religioso por los monjes que simboliza el funeral por las agujas.

Cuatro mujeres vestidas con atuendos del estilo del período Nara llevan a cabo una danza a modo de ofrenda delante del altar en honor a Orihime, el tejedor divino, y a los asistentes se les invita a coger una de las agujas del “funeral” y clavarla en grandes bloques de gelatina de konyaku con una oración, para que las agujas descansen.

Hari Kuyō (針供養)

¿Ya nos sigues en facebook?

Se trata de una tradición surgida durante el periodo Heian, época en la que eran las costureras y las amas de casa se encargaban de celebrar este ritual, que al igual que otros rituales que se celebran a lo largo del año, está íntimamente ligado al respeto por los objetos que han servido para facilitarnos la vida y que, por lo tanto, no merecen solo ser desechados sin más.

Hari Kuyō (針供養)

Otros ejemplos son el Hamono Kuyosai o el Ningyo Kuyo.

Lee: El Puente Fantasma De Hokkaidō Y Sus Cuatro Estaciones