Las Coloridas Teteras De Hierro De Iwachū Conquistan El Mundo. Morioka, una ciudad situada en la prefectura de Iwate, es famosa por la artesanía de hierro de Nambu (Nambu tekki en japonés).

Allí se encuentra el fabricante Iwachū, que no solo produce las típicas teteras de hierro negras, sino que también confecciona, gracias a sus técnicas únicas, varios modelos coloridos y diversos objetos de decoración que le han valido la fama en China, Europa y Norteamérica.

Las Coloridas Teteras De Hierro De Iwachū Conquistan El Mundo

Las Coloridas Teteras De

Cuando se habla de la artesanía de hierro —Nambu tekki en japonés—, las teteras negras de aspecto solemne suelen ser lo primero que les viene a la cabeza a los japoneses.

Sin embargo, en otros países esta imagen ha sido sustituida por la de las teteras coloridas, que incluso se comercializan exitosamente con el nombre original; en algunos establecimientos de Europa y Norteamérica dedicados a la venta al por menor se está viendo cada vez más la denominación Iwachu.

El nombre Iwachu, sinónimo de Nambu tekki, hace referencia a Iwachū (岩鋳), un taller de artesanía de hierro situado en la ciudad de Morioka y fundado en 1902 por Iwashimizu Suekichi.

¿Ya nos sigues en facebook?

Con 120 años de andadura, se trata de un establecimiento de solera y excelencia, si bien es cierto que el sector tiene unos cuatro siglos de historia y, por lo tanto, se puede decir que fue tardío. No obstante, el fabricante no ha dejado de evolucionar con una combinación de tradición e innovación como bandera.

Iwachū se convirtió en 1967 en el primer fabricante de su sector en automatizar el proceso y enseguida decidió permitir las visitas guiadas. Formar parte de los itinerarios turísticos le sirvió tanto para darse a conocer más como para aumentar las ventas. En 1990 empezó a colorear el Nambu tekki con tonos vivos.

Desde hace unos años pone todo su empeño en abrirse paso en los mercados extranjeros: sus teteras de colores han sido todo un éxito en Europa.

Lee: La Fiesta De Las Niñas