Un nekomata  (猫 又, literalmente gato bifurcado) es un gato de habilidades sobrenaturales pertenecientes al folclore  japonés . Causan un sonido muy parecido al lenguaje humano al maullar. Pero no pueden transformarse en humano. El nekomata es un gato cambiante vivo.

Como se aprecia en la imagen, un nekomata camina sobre sus patas traseras y posee la cola bifurcada, mientras que dos gatos comunes intentan imitarlo pero no pueden. El nekomata surge como una leyenda urbana cuando Japón sufrió una crisis en el siglo XVII. La población de ratas aumenta en el año de 1602, causando estragos en la producción del arroz y la seda.

Nekomata

En ese tiempo se decreta que nadie tendrá, vender ni comprar gatos, todos debían ser puestos en libertad. La raza más común era el bobtail japonés, el icónico gato callejero que no tiene cola y que ronda por las calles de Japón.

Debido a que esta raza no tiene cola, tuvo que surgir leyendas que hablaban de la razón por la cual el bobtail japonés no tenía cola. Estas leyendas contaban que a los gatos que se les dejaba crecer la cola se convertirían en nekomata. El nekomata es una criatura mitológica japonesa que se cree que evolucionó de los gatos domésticos.

Nekomata

No todos los gatos se convierten en nekomatas, sino que deben producirse ciertas situaciones, específicamente relacionados con la alimentación del gato, como beber sangre humana, alimentarse de un cadáver humano o de una serpiente, etc.

Aunque el comportamiento de los nekomatas se suele comparar al de los gatos comunes, solían tener continuas trifulcas, especialmente los gatos viejos y maltratados que eran normalmente más poderosos que el nekomata medio.

Nekomata

Por último, algunas historias del folclore japonés afirmaban que el nekomata podría alternar entre su forma original y la imitación de la apariencia humana.

Las primeras referencias a la figura de los  nekomas  se remontan al período Kamakura (1192-1333) donde con ese nombre se denomina un gato demoníaco que devora a los humanos y adopta su fisonomía. No todos los nekomata son malvados; en algunas historias son leales y amables con sus propietarios.