4,2 paraguas por persona. Según una encuesta llevada a cabo en mayo de 2022 por Weathernews, una empresa del sector privado especializada en meteorología, la media nacional de paraguas por persona es de 4,2, mientras que en Tokio esta cifra asciende a 4,9.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que ésta es una segunda y última parte, haz click aquí para leer la primera.

4,2 Paraguas por Persona | Una Cifra que va Ascendiendo

4,2 Paraguas por Persona Los Paraguas y las Sombrillas Japoneses | Resistentes a Todo

El artículo para la lluvia de mayor uso son los paraguas largos no plegables, con un 47 % de respuestas; los paraguas de plástico y los plegables quedaron en segundo y tercer puesto, con un 26 % y un 21 %, respectivamente. Por sexos, un 39 % de los hombres dijo usar paraguas largo, mientras que el dato fue del 62 % en el caso de las mujeres.

Por otra parte, de este estudio se desprende que ellas se decantan por un paraguas largo para los días de lluvia por motivos como que quieren ir elegantes o levantarse el ánimo llevando un paraguas que les guste mucho.

Aunque existen distintas teorías sobre los orígenes de los paraguas y las sombrillas en Japón, en algunas pinturas en rollo del período Kamakura (1185-1333) se aprecian ya tanto paraguas de mano como sombreros paraguas.

4,2 Paraguas por Persona Los Paraguas y las Sombrillas Japoneses | Resistentes a Todo

Con la llegada del período Muromachi (1333-1568), empezaron a fabricarse paraguas tradicionales con un esqueleto de bambú y hojas de papel washi a las que se les había untado aceite para hacerlas impermeables.

Según el fabricante de paraguas tradicionales Tsujikura, que los confecciona y comercializa desde que se fundó en Kioto en 1690, este artículo comenzó a utilizarse en todo el país en el período Edo (1603-1868); sin embargo, la llegada de los paraguas de estilo occidental en la segunda mitad de la década de 1880 hizo que cayeran en desuso rápidamente.

Estos últimos combinaban mejor con la vestimenta occidental, eran más resistentes, pesaban menos y tenían un precio asequible, de ahí que arrasaran. En 1928 el alemán Hans Haupt inventó el paraguas plegable, que se convirtió en un éxito mundial. Los japoneses tampoco se resistieron a este modelo práctico y fácil de llevar.

4,2 Paraguas por Persona

Treinta años después, el fabricante de paraguas White Rose, situado en el barrio tokiota de Asakusa, inventó el primer paraguas de plástico de la historia, que los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 darían a conocer al resto del mundo.

¿Ya nos sigues en facebook?

Cuando se pusieron a la venta, estos paraguas transparentes costaban mucho; sin embargo, la posibilidad de producirlos en masa en el extranjero se tradujo en que ahora se vendan a un precio de entre 500 y 1.000 yenes la unidad en las tiendas abiertas las 24 horas y otros establecimientos.

Los Paraguas y las Sombrillas Japoneses | Resistentes a Todo

De un tiempo a esta parte se venden también modelos mejorados de alta gama. Aunque hubo un tiempo en que los paraguas tradicionales cayeron en desuso, lo cierto es que las geishas y las aprendices de este oficio, las maiko, los siguen utilizando en Kioto.

Asimismo, es frecuente que los empleados de los hoteles y los restaurantes tradicionales los usen cuando reciben o despiden a su clientela, así como encontrarlos integrados en la decoración de estos establecimientos. Todo esto ha servido para que la gente se replantee las bondades de este artículo y se haya generado cierto auge entre los turistas y los jóvenes.

Los que más gustan son los que incluyen diseños tradicionales como xilografías ukiyo-e o hanga. La cantidad de paraguas que se perdieron y acabaron en los puestos y las comisarías de policía de Tokio, entre otros lugares de la capital donde se recogen objetos perdidos, fue de 250.670 en 2021.

Los Paraguas y las Sombrillas Japoneses | Resistentes a Todo

Los de plástico, cuyo dueño es difícil de localizar, no se guardan, sino que enseguida van a parar a la basura, algo que pone de relieve el problema que suponen los objetos de usar y tirar. A tenor de la situación, se ha puesto en marcha una iniciativa privada que tiene por objetivo erradicar los paraguas japoneses de usar y tirar de aquí a 2030.

Una empresa que gestiona un servicio para compartir paraguas y otras ocho grandes firmas del país se han aliado para ofrecer paraguas en préstamo y aumentar el número de puntos donde se pueden devolver una vez usados; de este modo, se busca reducir el impacto medioambiental.