El Yoshida No Hi Matsuri (吉田 の 火 祭 り) o Festival de Fuego de Yoshida se celebra cada año los días 26 y 27 de agosto en Yoshida (también llamada  Fujiyoshida), una famosa localidad cercana al Monte Fuji perteneciente a la  prefectura de Yamanashi.

Con más de cuatro siglos de antigüedad, el Yoshida No Hi Matsuri es considerado uno de los tres festivales extraños más importantes de Japón. Se celebra en los santuarios Kitaguchi Hongu Fuji Sengen y Suwa de la ciudad de Fujiyoshida.

Yoshida No Hi Matsuri: en 26 de agosto

Yoshida No Hi Matsuri

No te olvides de visitar nuestro facebook.

Los rituales comienzan  el día 26 por la tarde, a partir de las 3:00 PM en el santuario Kitaguchi Hongu Fuji Sengen, situado en una boscosa y preciosa zona de la ciudad.

A medida que va anocheciendo, unas personas conocidas dejan como Seko, se dedican a transportar dos mikoshi (santuarios trabajadores) llamadas Myojin Omikoshi y el Oyama Omikoshi (con forma de monte Fuji) a un lugar llamado Otabisho, donde se para, para que pasen la noche.

Yoshida No Hi Matsuri

El ritual se llama Hatsuyo Sai y comienza a las 4:45 PM y está prevista la llegada a Otabisho a las 6:30 PM. El ritual de llegada se llama Chakuyo Sai.

Posteriormente, algunas personas de la localidad comienzan a encender más de 70 antorchas gigantes de pino de 3 metros de altura colocadas en la calle así como numerosas antorchas menores de quienes residen allí. En cuestión de minutos, toda la ciudad parece arder en llamas en un mar de fuego a los pies del legendario Monte Fuji .

El ritual de encendido de antorchas está previsto que comience a las 10:00 PM.

Los Sewanin

Yoshida No Hi Matsuri

Los Sewanin o “sirvientes de los rituales” son 14 jóvenes elegidos como representantes de los 3 barrios de la zona, para formar parte en los rituales anuales del santuario principal y dedicarse a varios proyectos relacionados con el festival del fuego.

Se sienten tan afortunados de ser sewanin, que en ocasiones puede verse a algunos de ellos llorar al final del festival.

Puede que también te interese: Akita Kantō Matsuri: el festival de los 10,000 faroles