Zōjōji, el templo familiar en pleno centro de Tokio, es guardián del sepulcro de los shogunes del clan Tokugawa. También es la sede de la secta Jōdo y, por lo tanto, es un lugar de prácticas budistas. Al mismo tiempo, es un paraje muy popular para fotos de Instagram ya que tiene de fondo la torre de Tokio.

El templo San’enzan Kōdo-in Zōjōji (parque de Shiba, distrito de Minato) es uno de esos lugares que las personas reconocen perfectamente, pero que nunca han visitado. Su ubicación, muy cercana a la torre de Tokio, y su imponente portal principal de color bermellón que da a la avenida Hibiya, son muy conocidos, pero pocos se han adentrado en su recinto.

Zōjōji: El Templo Familiar Del Clan Tokugawa

Zōjōji: El Templo Familiar

El monje Matsunaga Hakuchō, director del departamento de visitas religiosas del Zōjōji, comenta humildemente que no considera que su templo sea precisamente el mejor lugar para hacer turismo ya que, desgraciadamente, la mayoría de los edificios históricos fueron consumidos por el fuego durante la Segunda Guerra Mundial.

No obstante, es uno de los templos más conocidos de Tokio por ser sede de la secta Jōdo y por ser el templo familiar del clan Tokugawa.

Zōjōji: El Templo Familiar

¿Ya visitaste nuestra página de facebook?

El Zōjōji cuenta con majestuosos pabellones, los sepulcros de seis shogunes Tokugawa, así como los de Gō, esposa de Hidetada, segundo shogun Tokugawa, y de Chikako, princesa Kazu, esposa del decimocuarto shogun Tokugawa Iemochi, entre muchos otros tesoros. Pero, sobre todo, este templo es un remanso de paz, algo poco común en pleno centro de Tokio.

Zōjōji: El Templo Familiar

Gracias a las redes sociales, más personas se han acercado al Zōjōji ya que desde su recinto se puede capturar una imagen coprotagonizada por un edificio de arquitectura budista y la torre de Tokio, símbolo de la capital japonesa. A pesar de esto, son pocos los que hacen una visita formal al templo.

El monje Matsunaga desea que la gente visite el templo de manera casual, pero sin olvidar ciertas formalidades. Para esto nos recomienda que antes de pasear y tomar fotos en el recinto y como muestra de respeto, recite la invocación “namu Amida butsu” frente a la imagen de Amitabha en la capilla principal.

Lee: Los Colores Del Otoño En Japón