Se convirtió en prisionero de una montaña que juró no volver a escalar. Nació y se crio en la ciudad de Shizuoka, por lo que esta montaña era parte de su paisaje cotidiano y no tenía particular encanto para él. Lo escaló una vez, en su veintena, pero juró no volver a subirlo jamás porque el mal de altura le provocó dolores de cabeza.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una cuarta parte, haz click aquí para leer la tercera.

Se Convirtió en Prisionero de una Montaña

Se convirtió en prisionero de una montaña que juró no volver a escalar

Desde el año 2010, aproximadamente, comenzó a compartir en la red social mixi las fotografías que tomaba en sus viajes con su teléfono inteligente. Sus publicaciones recibían buenos comentarios y algunos de sus amigos aficionados a la fotografía le dijeron que debía aprovechar su talento y comprar una cámara mejor.

No muy convencido, adquirió una sin espejo de objetivos intercambiables para principiantes y las fotografías que tomaba con ella empezaron a tener un mejor recibimiento. Hashimuki me dice que, de pronto, se sintió muy atraído por el calendario que tenía en su lugar de trabajo: “Se trataba de una imagen del impresionante monte Fuji en medio de un mar de nubes.

Se convirtió en prisionero de una montaña que juró no volver a escalar

Síguenos en Facebook para más imágenes como estas.

La fotografía había sido tomada en Shimizu-Yoshiwara, un lugar que me quedaba muy cerca en coche, pero nunca había visto un paisaje así.

Se convirtió en prisionero de una montaña que juró no volver a escalar

Después de eso, visité varias veces el lugar, pero nunca conseguí encontrarme con algo parecido, así que empecé a estudiar las condiciones necesarias y horarios en los que aparecían esos fenómenos naturales y regresé en repetidas ocasiones. Un día, cuando el monte se había cubierto de nieve, por fin apareció un mar de nubes y pude tomar una fotografía parecida.

Por las mismas fechas, en junio de 2013, la UNESCO reconoció al “monte Fuji: objeto de culto y fuente de arte”, como patrimonio cultural de la humanidad.