Takemitsu Tōru fue un músico japonés entre cuyas principales aportaciones figura la de haber hecho una interesante fusión de las tradiciones musicales de Japón y de Occidente. 25 años después de su muerte, sus obras siguen escuchándose en las salas de música de todo el mundo. Veamos cómo discurrió la vida de este gran compositor del siglo XX.

En 1966, como parte de los actos por el 125 aniversario de la Filarmónica de Nueva York, se encargó a 18 compositores de música moderna que creasen obras para la ocasión. Así nació la obra maestra de Takemitsu Tōru November Steps, para biwa (laúd japonés), shakuhachi (flauta de bambú) y orquesta.

Takemitsu Tōru | Un Innovador que Prestaba Oído a la Naturaleza

Takemitsu Tōru

La primera vez que oí esta pieza me quedé sin palabras, sintiendo las bellas imágenes mentales que despertaba en mí, con la sensación de estar contactando con algo espiritual y sublime. Algo parecido le ocurrió, se dice, a Leonard Bernstein cuando asistió a la primera interpretación de la obra, bajo la batuta de Ozawa Seiji.

Bernstein destacó el vigor de la música de Takemitsu, en la que vio toda la fuerza y empuje de la vida humana. La pieza arranca con un sereno sonido de arpa, similar al que haría una gota cayendo sobre el agua. Entonces, una ola recorre la orquesta de izquierda a derecha, como un viento que soplara a lo ancho de un bosque.

Takemitsu Tōru

¿Ya nos sigues en Facebook?

Los instrumentos propios de la orquesta occidental, por una parte, y el biwa y el shakuhachi, por la otra, entran alternativamente sin mezclarse nunca, como si reivindicasen sus respectivos orígenes. Es solo en los enlaces donde, por un momento, se montan.

Takemitsu Tōru

Termina abruptamente, con los poderosos sonidos del shakuhachi, que dan paso a un profundo silencio.

Pese a su vanguardismo y a la llamativa presencia de los instrumentos japoneses, November Steps recibió una excelente acogida en países como Alemania u Holanda y, desde que comenzó a interpretarse en 1967, las ofertas para componer nuevas piezas le llovieron a Takemitsu desde todo el mundo.

Lee: Visitando Lugares Relacionados con la Batalla