El Monte Takao (o Takaosan) es uno de los espacios naturales más apreciados y visitados de Tokio, sobre todo durante el otoño. Es un enorme espacio natural de gran belleza durante todo el año, donde poder escapar del ruido y el bullicio de Tokio, al tiempo que se pueden visitar algunos lugares de interés cultural.

La visita al Monte Takao de Tokio ha sido, hasta ahora, una de las experiencias otoñales más bellas e inolvidables que se viven en Japón.

El Monte Takao: un tesoro natural muy cerca de Tokio

El Monte Takao

Viendo que apenas se habla de él, en este post te vamos a explicar cómo es el Monte Takao y por qué es un lugar que deberías visitar si viajas a Japón en noviembre o en abril (o casi en cualquier otra época del año).

Situado en la prefectura de Tokio, el Monte Takao (o 高尾山, “Takaosan” en japonés), conocido también como parque Takao Meiji No Mori, goza de una enorme popularidad entre los japoneses y también entre los escaladores extranjeros. De hecho es la montaña que recibe el mayor número de escaladores del mundo, más de dos millones y medio de personas cada año.

El Monte Takao

Visita nuestra página de facebook para ver más imágenes como estas.

Pero no te preocupes porque este monte de tan solo 599 metros de altura y se puede subir a su cima vestido con la misma ropa con la que pasearías por un parque.

El Monte Takao

El Monte Takao o Takaosan es un destino precioso para visitar en cualquier época del año pero especialmente en otoño, con el follaje de los árboles en intensos colores rojos y anaranjados, y en primavera, con los cerezos cubiertos de flores blancas.

De hecho, recibió tres estrellas (la clasificación más alta) en la Guía Verde Michelin, por la “impresionante belleza de su naturaleza, inimaginable para un área metropolitana”. Además no podemos olvidar el fácil acceso hasta la cumbre y las oportunidades que ofrece para experimentar la cultura tradicional japonesa.

Lee: Zōjōji y Sus Tesoros