Un alimento que no entiende de fronteras ni de religiones. Trabajó como asistente del profesor en las clases de lengua japonesa de la universidad. Después de las clases, a veces comía con los estudiantes de otros países e incluso los invitaba a su casa; entre los alumnos había personas con restricciones alimentarias: musulmanes y veganos.

¡Alto! Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una tercera parte, haz click aquí para leer la segunda.

Un Alimento que no Entiende de Fronteras ni de Religiones

Los Atractivos Del Tofu

Sin embargo, el tofu es halal; esto es, apto para el consumo entre los musulmanes, y muy popular entre quienes practican el veganismo. Así pues, se percató de que todo el mundo podía comerlo.

Mientras que en Japón el interés por el tofu crece debido a sus propiedades nutritivas y estéticas, si se piensa desde el punto de vista gastronómico, se trata de un alimento que no entiende de fronteras ni de religiones y del que todo el mundo puede disfrutar en compañía.

Un alimento que no entiende de fronteras ni de religiones

Aunque los japoneses no tienen problemas en este sentido, los estudiantes de otros países desconocen la diferencia entre los distintos tipos de tofu: momen (de algodón) kinugoshi (sedoso) oboro/yose (no lleva agua, se suele elaborar con leche de soja y no se prensa).

¿Ya nos sigues en Facebook?

Tofu Hasta Tres Veces Al Día

Por eso, Kudō iba con ellos a las tiendas especializadas y les explicaba sus principales características: firme, blando y fresco, para comer tal cual o añadírselo a sopas u otros platos, respectivamente.

Cuando les preguntaba cómo se comía el tofu en sus respectivos países, la mayoría de los estudiantes respondía que no se tomaba al natural, sino que se salteaba o se freía en aceite; por ejemplo, para añadírselo a los fideos a la sartén.

Tofu Hasta Tres Veces Al Día

En Japón, por el contrario, se opta por las presentaciones que no requieren una gran preparación, como el tofu frío, hervido o en sopa de miso.