Sen no Rikyū, es considerado el maestro del té por antonomasia. Su estilo, que ha dado origen a varias escuelas, ha seguido desarrollándose hasta nuestros días. Fue un artista que supo dar forma concreta a la particular fusión entre estética y visión de la naturaleza que tiene lugar en la cultura japonesa.

Un verdadero revolucionario de la belleza cuyo legado se ha transmitido a través de los tiempos.

Sen no Rikyū | Aventura Espiritual | Ceremonia Del Té

Sen no Rikyū

Difundiéndose desde China por rutas terrestres y marítimas, la costumbre de beber té ha llegado a todos los rincones del mundo y ha generado culturas regionales que tienen sus propias tradiciones en cuanto a formas de preparación, vasijas utilizadas o dulces de acompañamiento.

Pero no sería arriesgado decir que los japoneses son el único pueblo del mundo cuyo apego a la cultura del té lo ha llevado, por ejemplo, a elevar edificios específicamente para ese fin. Y dentro de la historia del chashitsu (“cuarto para la ceremonia del té”), merece especial mención Sen no Rikyū, que llevó la arquitectura del té a su mínima expresión espacial.

Sen no Rikyū

¿Ya nos sigues en Facebook?

Según documentos históricos, la costumbre de tomar el té verde pulverizando sus hojas y batiendo la mezcla con el agua en el propio tazón en el que se sirve se transmitió de China a Japón dentro de los intercambios comerciales que se realizaban entre los dos países a finales del siglo XII, en tiempos de la dinastía china Sung (960-1276).

La sociedad japonesa vivía una etapa de transición, pues el poder iba transfiriéndose de la nobleza cortesana a la emergente clase guerrera. Esa nueva preparación del té caló especialmente entre los bushi (clase guerrera, samurái). Rikyū nació en 1522 en el seno de una distinguida familia de comerciantes de Sakai.

Sen no Rikyū

Lee: Adoptar y Adaptar | Préstamos Lingüísticos en Japonés