Una Ciudad Repleta De Propiedades Culturales Históricas. Kioto fue la cuna de diversas culturas. Por ejemplo, aquellas que surgieron de las ceremonias de la aristocracia o de los guerreros, además de la cultura de la vida cotidiana que floreció entre la gente de a pie. Su riqueza, diversidad y nivel de sofisticación son algo poco común incluso a nivel mundial.

A lo largo de la historia, los incendios se ensañaron particularmente con el centro de la ciudad. Por esta razón, si queremos acercarnos a la esencia de la cultura que surgió en Kioto debemos dirigirnos a sus afueras.

Una Ciudad Repleta De Propiedades Culturales Históricas

Una Ciudad Repleta De Propiedades Culturales Históricas

En la periferia podremos disfrutar de construcciones, jardines, esculturas budistas y pinturas en las puertas corredizas de las villas y templos que mandaron a construir los gobernantes de cada época.

Además, allí sobreviven otras joyas artísticas que florecieron en Kioto, como la ceremonia del té (chadō o sadō) o el arreglo de flores (kadō) y que hoy en día nos relatan la prosperidad de aquellos tiempos.

Una Ciudad Repleta De Propiedades Culturales Históricas

En Uzumasa, el centro principal de actividades que desarrollaban los llegados del continente chino en el pasado, se encuentra el templo Kōryūji, conocido por su estatua del buda Maitreya. En Sagano, podremos visitar el templo Daikakuji, que originalmente era una villa del emperador Saga.

En la actualidad, la zona de Okazaki es conocida por sus numerosas instalaciones culturales, peculiaridad que proviene del grupo de templos, como el Hosshōji, que mandó a construir el emperador Shirakawa en su época.

Una Ciudad Repleta De Propiedades Culturales Históricas

En Uji se encuentra el pabellón Hō’ōdō, parte del templo Byōdōin, que es el epítome de la cultura kokufū, es decir la forma en la que Japón adaptó a su estilo la cultura china.

El Hō’ōdō, con su estilo arquitectónico elegante y el pabellón de Amida del templo Hōkaiji, conocido también como Hino-yakushi, son muestra de lo mucho que los aristócratas de la época anhelaban la salvación que les ofrecería el buda Amida, influidos por el pensamiento mappō que reinaba a fines del periodo Heian y que aseguraba que se encontraban en una era decadente para el budismo.

Una Capital Que Fue Presa Del Fuego A Causa De Las Guerras

¿Ya nos sigues en facebook?

En el periodo Muromachi, el tercer shogun Ashikaga Yoshimitsu se propuso fusionar las culturas aristocrática y la guerrera, con lo que floreció la cultura de Kitayama. Como muestra, está el Pabellón de Oro del templo Rokuonji, famoso por su hermoso reflejo en el estanque que tiene frente a él.

Una Capital Que Fue Presa Del Fuego A Causa De Las Guerras

En esta construcción ecléctica se mezclan el shinden-zukuri, estilo residencial tradicional, y el novedoso estilo de los templos budistas zen, que acababa de llegar de China a Japón. Por su parte, la cultura de Higashiyama, fundada por el octavo shogun Ashikaga Yoshimasa, tiene como representante el Pabellón de Plata del templo Jishōji.

En su jardín, con un estanque al centro, se encuentra el pabellón Tōgudō y otras edificaciones de estilo residencial shoin-zukuri. En las afueras de Kioto también sobreviven otros ejemplos de estas culturas, como el templo Manju-in, el palacio Katsura y el palacio Shugakuin, que encierran la esencia de la arquitectura estilo sukiya-zukuri.

Una Capital Que Fue Presa Del Fuego A Causa De Las Guerras

Los habitantes de Kioto llamaban Rakuchū (“dentro de la ciudad”) a la zona céntrica, que fue reconstruida como una ciudad amurallada principalmente bajo las órdenes de Hideyoshi, en un guiño a la ciudad china de Luoyang (pronunciado “Rakuyō en japonés), que habían tomado como modelo para la creación de Heian-kyō.

En cambio, los campos y montañas que están en la periferia fueron nombrados como Rakugai (fuera de la ciudad). Al unir ambas denominaciones, Rakuchū-Rakugai, se comprende la totalidad geográfica de Kioto, es decir, la zona urbana donde se agrupan las viviendas estilo machiya, y su frondosa campiña.

Una Capital Que Fue Presa Del Fuego A Causa De Las Guerras

Sin importar la época, los antiguos habitantes de Kioto supieron adaptar a su gusto las culturas que venían del exterior y convertirlas en algo característicamente japonés. La mezcla de diversas culturas y su sincretismo dio origen a algo novedoso, que, con el paso del tiempo, se integró en la cultura tradicional de Kioto.

Rakuchū-Rakugai es, entonces, un espacio físico y temporal que engloba la historia y cultura de cada época.

Lee: Una Capital Que Fue Presa Del Fuego A Causa De Las Guerras