De fuente de proteína para los lugareños a “joyas nadadoras”. Las carpas nishikigoi surgieron a finales del periodo Edo (1603- 1868) en el pueblo de Nijūmuragō, distrito de Koshi (lo que actualmente corresponde a las ciudades de Nagaoka, Ojiya y parte de Uonuma, región de Chūetsu, prefectura de Niigata).

Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una segunda parte, haz click aquí para leer la primera.

De Fuente De Proteína Para Los Lugareños A “Joyas Nadadoras”

De Fuente De Proteína

En sus orígenes, la producción de carpas comunes era para el consumo humano. Al ser una zona en la que se registran fuertes nevadas durante el invierno el suministro de alimentos se veía obstaculizado constantemente, por lo que las carpas se convirtieron en una fuente primordial de proteína para los lugareños.

En la temporada de calor eran criadas en los estanques de irrigación para los arrozales. En el invierno, se las trasladaba a los estanques de las casas y se las protegía con una tapa o tubos de cerámica dentro de ellos para que la nieve no las maltratara. Algunas personas incluso instalaban peceras en el suelo de sus casas para cuidarlas.

Debido a los cruces endogámicos empezaron a aparecer ejemplares con mutaciones, tales como las carpas higoi que tienen una coloración roja en todo el cuerpo. Además, cuando llegaron ejemplares asagi, de color amarillo, provenientes de un pueblo contiguo, algunas se volvieron blanquecinas al contacto con el agua blanda y la tierra arcillosa.

De Fuente De Proteína

Se cree que las carpas kōhaku, de color blanco y manchas rojas, nacieron del cruce de estas dos variedades de carpas. Existen diferentes teorías sobre el surgimiento de la cultura de las nishikigoi.

Isa Mitsunori, del criadero Isa y director del distrito de Niigata de la Asociación Japonesa de Promoción de las Carpas Nishikigoi, piensa que, probablemente, la gente de esta región montañosa pasaba largas temporadas incomunicada debido a las nevadas y se presumían entre ellos los ejemplares y las mutaciones que iban apareciendo.

¿Ya nos sigues en facebook?

Es posible que, en sus momentos de ocio, los lugareños imaginaran qué cruces eran necesarios para obtener ciertos colores, lo que llevó a una reproducción selectiva que posteriormente pudo haberse convertido en el origen de la feria de carpas.

De Fuente De Proteína

Las tres variedades conocidas como gosanke, las más representativas en el mundo de las carpas nishikigoi, son: la kōhaku, la Taishō sanshoku, que tiene además manchas de color negro conocidas como “tinta”, y la Shōwa sanshoku, en la que las manchas negras llegan hasta su hocico.

A finales del periodo Meiji (1968-1912), las carpas se importaban para el consumo humano. Las carpas alemanas grandes de pocas escamas tuvieron una fuerte influencia en el aumento de las variedades de estos peces en Japón. En la actualidad se cree que hay unas 82 en total.

Las carpas nishikigoi se extendieron por todo Japón a partir de 1914, año en el que se celebró la Exposición Tokyō Taishō donde fueron expuestas carpas de estas variedades con el nombre de Echigo kawarigoi. En ese entonces, también se las conocía como irogoihanagoi o moyōgoi, pero para mediados de los 30 ya se había popularizado la denominación nishikigoi.