Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku. El Parque Nacional Rikuchū Kaigan fue establecido en 1955.

Como parte de las medidas para la reconstrucción tras el Gran Terremoto del Este de Japón en 2011, en 2013 se anexaron el Parque Natural Prefectural Tanesashi Kaigan Hashikamidake, en la prefectura de Aomori y, en 2015, el Parque cuasi Nacional Minamisanriku-Kinkasan, en la prefectura de Miyagi.

Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku

Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku

Así fue como nació el Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku, que se extiende por cerca de 250 kilómetros a lo largo de la costa del océano Pacífico. Kabushima (Hachinohe, prefectura de Aomori), el extremo norte del parque, es una zona en la que se reproduce la gaviota colinegra y ha sido designada monumento natural de Japón.

Al sur, se extiende la costa de Tanesashi, con su particular diseño erosionado por el mar y sus rocas extrañas, y también se encuentra el pico Hashikami (740 metros de altitud), desde donde se puede tener una vista panorámica del océano Pacífico. En el área norte del parque hay acantilados de 50 y hasta 200 metros de altura que son conocidos como los Alpes marinos.

Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku

Esta zona se extiende desde Kuji (Iwate), lugar conocido por sus mujeres buceadoras ama que pescan de la zona más septentrional del país hasta la bahía de Miyako, que es parte del antiguo Parque Nacional Rikuchū Kaigan y conocida por la gran variedad de peces que ahí habitan.

Al sur de Miyako está la costa de rías que, además de regalarnos un paisaje muy variado, también cuenta con puertos dentro de la bahía, como el de Kamaishi, Ōfunato y Kesen’numa, que tienen grandes volúmenes de pesca.

Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku

¿Ya nos sigues en facebook?

Desde la península de Ojika, en el extremo sur, se puede tener una vista panorámica de la bahía de Onagawa y, al sureste, es posible observar la isla del monte Kinkazan, que forma parte de los tres grandes lugares sagrados de Ōshū (denominación arcaica de Tōhoku), junto con el monte Osore y Dewasanzan, donde se conserva una naturaleza virgen.

Parque Nacional de la Reconstrucción de Sanriku

En lugares como Kesen’numa y Rikuzen Takata quedan ruinas del Gran Terremoto del Este de Japón, que son evidencia de la violencia de los tsunamis. En estas zonas también se han construido parques en honor a los fallecidos o museos sobre el desastre.

En este parque nacional no solo se pueden admirar paisajes magníficos y disfrutar de las delicias del mar, sino también experimentar y tomar conciencia sobre el desastre y el camino hacia la reconstrucción.

Lee: Parque Nacional Towada-Hachimantai