Por la noche, en la víspera de Año Nuevo, los jóvenes de la isla se ponen los trajes de toshidon en lugares donde no serán vistos por los niños.

¡Alto! Antes de seguir leyendo no te pierdas la primera parte aquí.

Toshidon | Una Celebración Que Se Hereda De Generación En Generación

Luego, acompañados por sirvientes llamados tsukishi, visitan las casas donde viven niños con edades comprendidas ente los 3 y los 8 años.

Toshidon

Aunque las apariencias específicas varían de un lugar a otro, todos los participantes llevan máscaras de ogro oni hechas de materiales como corteza de palmera, hojas de palma de sagú y papel, y cubren sus cuerpos con capas o ponchos de lluvia hechos de paja.

¿Ya nos sigues en facebook?

Luego entran en una casa determinada al grito de “¡Oye! ¡Oye! ¿Está el niño en casa? ¡Venid y abridnos la puerta!”. En la comunidad de Teuchifumoto, en la parte sur de la isla, el ritual se lleva a cabo de la manera tradicional, en habitaciones oscuras con solo una pequeña luz encendida.

Para los locales, los toshidon son seres venerados, y los niños se comportan de la mejor manera, encontrándose con las deidades de rodillas y cuidando de hablarles educadamente.

Toshidon

Habiendo visto todo desde los cielos, los toshidon hablan con los niños sobre su comportamiento en el último año, advirtiéndoles sobre las cosas malas que han hecho y elogiándolos por las buenas. También hacen que los niños canten y bailen y hagan propósitos de Año Nuevo.

Por último, regalan toshimochi, un tipo de pasta de arroz mochi que se da como recompensa, y lo colocan en las espaldas de los niños, que se ponen de rodillas para ello. Aunque muchos niños lloran de miedo, al observar todo el ritual se siente un cariñoso deseo de ver a estos niños crecer fuertes y honrados.

Estos niños, que cada año son alabados y regañados por los toshidon, se convierten en sirvientes tsukishi para los toshidon y hacen las rondas a medida que crecen. Así aprenden los procedimientos y acciones, y se hacen cargo de los toshidon cuando se convierten en adultos, heredando el ritual para mantenerlo para las generaciones futuras.

Toshidon

Hay seis asociaciones de preservación de toshidon en Shimo Koshikishima, y se dice que, en épocas anteriores, visitaban casi 20 hogares en cada aldea en una noche.

Sin embargo, como en la isla hay cada vez menos niños, a finales de 2018 solo tres comunidades realizaron las visitas de toshidon, y solo cuatro hogares fueron visitados por la asociación de preservación de toshidon de Teuchifumoto.

Se espera que este evento tradicional, que vino observando a los niños de la isla crecer sanos y fuertes, se mantenga y se siga transmitiendo.