Los pórticos torii, que se parecen a piezas de dominó bellamente alineadas, adornan el jardín japonés del santuario de Takayama Inari (ciudad de Tsugaru, prefectura de Aomori). Les ofrecemos un recorrido fotográfico por este lugar fantástico que en años recientes ha cobrado popularidad en redes sociales.

Si hablamos de senbon torii (mil pórticos), la mayoría de personas pensará en el santuario de Fushimi Inari Taisha en Kioto, un sitio muy popular entre los turistas que visitan Japón. Sin embargo, en años recientes los del santuario de Takayama Inari, en la ciudad de Tsugaru de la prefectura de Aomori, están cobrando mucha popularidad.

Pórticos Torii que Serpentean Como un Dragón

Pórticos Torii que Serpentean Como un Dragón

Comentan que los torii de color bermellón que serpentean por el estanque del jardín japonés se asemejan a un dragón. Se dice que el santuario de Takayama Inari fue fundado por la poderosa familia Andō que dominó la región de Tsugaru del periodo Kamakura (1185-1333) al Muromachi (1336-1573).

Aquí están consagradas las deidades de las cosechas abundantes, de la seguridad de los mares y de la prosperidad de los negocios.

Pórticos Torii que Serpentean Como un Dragón

Ha contado con la veneración de los locales, pero pocos turistas visitaban el santuario, ya que se encuentra en una colina cercana a la playa de Shichiri Nagahama frente al mar del Japón, a media hora en coche desde la estación JR Goshogawara.

¿Ya nos sigues en facebook?

Pórticos Torii que Serpentean Como un Dragón

En 2016, cuando se inauguró el tramo entre las estaciones Shin-Aomori y Shin-Hakodate Hokuto del tren bala Hokkaidō Shinkansen, la empresa ferroviaria JR utilizó una fotografía de los pórticos en los carteles promocionales de la prefectura de Aomori. Esto atrajo la atención de la gente y los visitantes comenzaron a aumentar rápidamente.

A través de las redes sociales, su fotografía se está extendiendo incluso a otros países. La historia de estos torii apenas tiene unos 40 años. Todo comenzó cuando un agricultor local decidió ofrendar unos cuantos y otras personas siguieron su ejemplo. Sin embargo, debido a que los jardines tienen un estanque, fue imposible ordenarlos en línea recta.

Se decidió que se alinearan en curva, asemejándose a un dragón, aprovechando que en el santuario está consagrada la deidad de este ser mitológico.

Lee: Día del Deporte en Japón | Supōtsu No Hi (体育の日)