Un castillo con fama de inexpugnable. El castillo de Bicchū Matsuyama está situado en la cima de Komatsuyama, uno de los cuatro picos de la sierra de Gagyū.

Antes de seguir leyendo tienes que saber que esta es una segunda parte, haz click aquí para leer la primera.

Un Castillo Con Fama De Inexpugnable | El Castillo De Bicchū

Un Castillo Con Fama

Dicen que su origen se remonta al período Kamakura (1185-1333), cuando la familia Akiba, terratenientes de la zona, construyó un fuerte en el pico más septentrional, Ōmatsuyama (a 470 metros sobre el nivel del mar). Más tarde, un señor feudal del período de los Estados Guerreros, Mimura Motochika, lo convirtió en una fortaleza que abarca tres picos.

El torreón actual del castillo fue terminado en 1683 por Mizunoya Katsumune, señor del dominio de Bicchū Matsuyama, después de tres años de trabajos de renovación. El viaje de ida desde la ciudad al pie de la montaña hasta la puerta principal del castillo dura menos de una hora e implica una subida empinada de unos 1.500 metros por la montaña.

Un Castillo Con Fama

Hay dos restos de atalayas a lo largo del camino, y se cree que los tambores se usaban para comunicar información entre la ciudad al pie y el castillo en la cima.

La puerta principal está rodeada por un muro combinado por roca de más de 10 metros de altura y un muro de piedra, las paredes de tierra están dotadas con aspilleras para disparar flechas y ranuras tubulares para disparar armas.

Un Castillo Con Fama

¿Ya nos sigues en facebook?

Los escalones de piedra que conducen a los restos de las puertas de hierro del tercer y segundo círculo de defensa tuercen muchas veces en ángulo recto para retrasar el avance del enemigo. El círculo de defensa principal está rodeado de muros de piedra y atalayas.

Aquí se eleva el torreón del castillo de dos pisos que estaba diseñado para dar la ilusión a primera vista de tener tres pisos. Era realmente un castillo digno de ser llamado “inexpugnable”.

Cuando la familia Mizunoya despareció en 1693, el castillo fue administrado temporalmente por Asano Naganori, el señor del dominio Harima-Akō conocido por el incidente de los cuarenta y siete rōnin, y durante un año por Ōishi Kuranosuke, chambelán del dominio Akō.

Después de eso, el cargo de señor del castillo fue cambiando sucesivamente hasta llegar a la familia Andō y luego a la familia Ishikawa, pero desde 1744 y hasta finales del período Edo, la familia Itakura gobernaría el dominio durante ocho generaciones.