Las carpas nishikigoi, originarias de la prefectura de Niigata, gozan de una gran popularidad fuera de Japón. En contraste, los japoneses saben cada vez menos de ellas. Ya que son un tesoro orgullosamente japonés, muchas personas abogan para sean designadas “peces nacionales de Japón”.

El ex primer ministro japonés Tanaka Kakuei, oriundo de Niigata, desempeñó un papel importante en la promoción de las carpas nishikigoi. Era conocido que en su residencia de Mejiro (Tokio) tenía 200 de estos peces.

Las Carpas Nishikigoi de Niigata | Joyas nadadoras

Las carpas nishikigoi, originarias

Durante sus dos mandatos se completó la construcción de la Casa de Invitados de Estado Geihinkan (Akasaka, Tokio), en cuyo estanque se exhibían nishikigoi. En ocasiones, las carpas eran obsequiadas a los invitados de Estado y personajes importantes del extranjero que visitaban el lugar, en un intento de promocionarlas como peces nacionales de Japón.

Se cree que este tipo de acciones repercutieron en la buena salud de la que actualmente gozan las exportaciones de nishikigoi.

Las carpas nishikigoi, originarias

Dos días después de visitar la Feria de Carpas Nishikigoi de la Prefectura de Niigata, pude ver el criadero Dainichi, que obtuvo el primer premio, y también la feria de peces de la Asociación Dainichi OB, feria de productores que se formaron y posteriormente se independizaron del criadero.

¿Ya nos sigues en facebook?

Las carpas nishikigoi, originarias

Esta feria es exclusiva para los comerciantes, por lo que entre los pocos participantes sobresalían los compradores de Occidente y las conversaciones en chino. En un principio pensé que vinieron a Japón a pesar de la pandemia, pero resultó ser que la mayoría de los comerciantes extranjeros especializados en nishikigoi residen en el país.

Esta es una muestra más de la gran popularidad de la que gozan estas carpas en el extranjero.

Nogami Hisato, director de la Asociación Dainichi OB, se ha dedicado desde hace más de 40 años a la producción de carpas nishikigoi y asegura que jamás imaginó que gente de fuera de Japón visitaría el país para adquirir sus carpas o que él mismo iría a otros lugares a venderlas.

Una tendencia que empezó creyendo que se trataría de una moda pasajera ha continuado por cerca de 20 años. Mientras que los aficionados japoneses a las nishikigoi están envejeciendo, cada vez más jóvenes del extranjero se sienten atraídos por ellas. Nogami nos dice que gracias a esto confía en que la popularidad de las carpas continuará por mucho más tiempo.

Pero lo que le da aún más alegría es el hecho de que se augura un buen futuro para la industria de las nishikigoi, ya que contarán con muchos productores. Además del trabajo de crianza, también se necesita la paciencia entre ensayos y errores y un sentido artístico para realizar los cruces.

Nogami nos dice que es una labor ardua, pero que al tener al mundo como mercado pueden aspirar a obtener grandes ingresos si logran buenos resultados. Este aspecto hace que los criaderos sean un lugar de trabajo muy atractivo para los jóvenes.

Lee: Los Compradores Extranjeros Son Expertos